La granada: propiedades y valor nutricional

  Publicado el   por   3 comments

valor nutricional de la granada

En septiembre ya podemos empezar a disfrutar de la granada (Punica granatum),  una fruta que procede del granado. Tiene la piel gruesa de color rojo/marrón y contiene semillas angulares y duras por dentro, cuya capa externa está rodeada de pulpa jugosa de color rosa, roja o blanco amarillenta. Su época de recolección es de septiembre hasta enero. Su mejor momento es en pleno otoño.

Es una fruta que por el grosor de su piel se conserva durante varios meses y resiste bien el transporte.

Composición nutricional de la granada

Por su gran contenido en agua es una fruta de bajo valor calórico, con un bajo aporte en hidratos de carbono. El mineral que más destaca es el potasio que interviene en la transmisión y generación del impulso nervioso, lo que ayuda a la actividad muscular del organismo y también interviene en el equilibrio hidroelectrolítico de las células.

Por ello está recomendado en personas hipertensas, pero  su consumo estaría contraindicado en personas con insuficiencia renal, ya que deben controlar la ingesta de potasio.

En cuanto a las vitaminas destaca la vitamina C y la E, pero tampoco contiene cantidades notables, hay muchas frutas que contienen cantidades superiores.

Las sustancias que más destacan a nivel nutricional en la granada son los taninos que tienen propiedad astringente y antiinflamatoria sobre todo a nivel de tracto digestivo. Por esto son adecuadas para  cólicos, flatulencia, diarreas y estómagos sensibles. También el contenido en ácido málico ayuda a esta función.

La ingesta de granada aporta ácido cítrico que en casos de litiasis renal, hiperuricemia o gota,  ayuda a la eliminación del ácido úrico y sus sales.

Su color rojo se debe a los flavonoides que son unos pigmentos vegetales de acción antioxidante y antiséptica. Esa capacidad antioxidante se traduce en la captación de radicales libres nocivos para el organismo.

 

GRANADA
kcal34
Agua89
Proteínas (g)0.7
Grasas (g)0.3
Hidratos de carbono (g)7.5
Fibra (g)0.2
Potasio (mg)275
Fósforo (mg)15
Calcio (mg)8
Vitamina C (g)5.7
Vitamina A (µg)3.5

Tabla de composición de alimentos Mataix Verdú (ed.)

Cómo seleccionar las granadas

Lo ideal es seleccionar piezas sin cortes ni golpes. Si ves que la piel está arrugada quiere decir que ya lleva tiempo recolectada, con lo que es posible que no tenga todas las propiedades del momento de la recolección o bien que se haya recogido tarde en el árbol.

La piel suele ser tersa y dura y tiene un color rojo vivo con algunos matices marrones. Suelen pesar bastante con respecto a su tamaño.

Puedes conservarlas a temperatura ambiente, lejos de fuentes de calor.

Cómo comer la granada

Desgranar esta fruta supone un problema para muchas personas, pero es de lo más fácil. Solo tienes que cortar la granada por la mitad y darle golpes a la piel para que vayan cayendo los granos sobre un bol. Puedes ayudarte de una cuchara o de la mano del mortero.

Una de las formas más sencillas de consumir esta fruta es simplemente desgranarla y comerla a cucharadas. Se pueden añadir unas gotas de limón que realzarían su sabor.

También se puede preparar zumo de granada, pero ya sabes lo que opino de los zumos, si tienes que desechar la fibra, no merece la pena consumirlos. Es una fruta que tampoco contiene una gran cantidad de fibra y es una pena desecharla.

Puedes preparar deliciosas ensaladas, añadirlas a bizcochos o magdalenas, preparar ricos vasitos de yogur o requesón con granos de granada.

Como todas las frutas de temporada, hay que aprovechar su mejor momento que es el otoño para aprovecharse de todas sus cualidades organolépticas.


Geles

Autor: Geles

Mi nombre es MªÁngeles Cano Villalba, pero llámame Geles. Soy Dietista-nutricionista y cocinera aficionada. En Natural Castelló voy a ayudarte a cuidar tu alimentación y tu salud.

3 comentarios

  1. Vicente says:

    Una vez más un repaso completo y apetecible del producto a cargo de Geles. Te lo describe de tal forma que te entran unas ganas tremendas de llevarte los granos a la boca y disfrutar del jugo. Además es un frutal muy adaptado a la climatología y suelo de nuestra zona, por lo que su cultivo es, si se puede expresar así, respetuoso con el medio. Fomentemos el cultivo y consumo de la granada.
    Enhorabuena por el artículo.

    • Natural Castelló says:

      ¡Muchas gracias por tu comentario Vicente!Me alegro de que encuentres el artículo instructivo y que además te de ganas de comerte una granada 🙂 . Nos vemos por aquí, ¡un abrazo!

  2. Alejandro Palomares says:

    Magnífico el artículo Geles. Te doy la enhorabuena.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *